El Banco Central de Noruega ha rebajado los tipos de interés un 0,25% dejándolos en un histórico 0,75%. La inesperada rebaja supone el segundo recorte de tipos en cuatro meses y vienen motivados por la caída de los precios del petróleo que han situado la economía danesa en una situación de “cierta debilidad”.

 

El gobernador del banco central, Oeystein Olsen ha señalado en un comunicado que “Las perspectivas de crecimiento para la economía de Noruega se han debilitado y esta previsto que la inflación disminuya aún más”.

La entidad ha señalado que el crecimiento económico probablemente permanecerá con un perfil bajo durante un tiempo más largo de lo previsto inicialmente con la caída del precio del crudo durante el pasado verano.