Resultados dispares en las bolsas asiáticas dónde China ha subido un 2,91% a pesar de las noticias negativas de su balanza comercial. Por el contrario el Nikkei ha cerrado con una bajada del 2,43%.

 

El índice nipón queda en los 17.427 puntos mientras que China ha sufrido un incremento del 2,91% a pesar de las noticias negativas respecto a su balanza comercial (con una caída en las exportaciones del 5,5%).