De acuerdo a un avance publicado por Eurostat, la tasa de inflación interanual de la zona euro se ha ha situado en agosto en el 0,2%, por debajo del objetivo de estabilidad de precios del Banco Central Europeo (BCE).

Entre los principales valores que se consideran para la elaboración del índice, los alimentos, bebidas alcohólicas y el tabaco subieron un 1,2% en agosto en comparación al 0,9% de julio. Los servicios subieron un 1,2% de forma muy similar a julio y los bienes industriales no energéticos se incrementaron un 0,6% frente al 0,4% de julio.

El precio de la energía ha registrado una caída del 7,1% tras la bajada del 5,6% de julio.

Los alimentos frescos subieron un 2,3% frente al incremento del 1,4% del mes anterior.

Con estos datos, sin considerar la evolución de los precios de la energía, la inflación de la zona euro ha repuntado un 1,1% interanual en agosto frente al 0,9% de julio.

El BCE se reunirá este jueves con el dato del IPC como referencia y dará a conocer sus nuevas previsiones de crecimiento e inflación para la zona euro.