Ayer el Banco Popular de China anunciaba una bajada de tipos como medida contingente ante el desplome del Shanghai Composite. Parece que las medidas han surtido efecto, las bolsas asiáticas han cerrado con subidas.

El día ha comenzado en números rojos para las bolsas asiáticas pero finalmente la tendencia se ha revertido. La bolsa de Shanghai, ha subido un 1,8%, por encima de los 3.000 puntos y la de Shenzen un 1,6%.

La bolsa de Hong Kong ha permanecido estable sin registrar crecimiento ni decrecimiento. El Nikkei, índice de referencia para la Bolsa de Tokio, ha cerrado con un incremento del 3,2% después de seis jornadas de pérdidas.

Las bolsas europeas cerraban ayer con ganancias, respondiendo positivamente a las medidas de inyección de liquidez del Banco Popular de China. Por su parte, Wall Street, comenzaba la jornada con ganancias pero finalmente revertía la tendencia para cerrar en pérdidas (Dow Jones -1,3%, S&P 500 -1,3% y Nasdaq -0,4%).