Nunca se puede perder la esperanza de conseguir algo en lo que has puesto mucho empeño y no acabas de alcanzar. Hace tiempo tuve lo osadía de introducirme en el mundo de las videoentrevistas. Hice varias, con personas que de una u otra manera tiene influencia en el campo profesional en el que me muevo. Pero había una entrevista en la que tenía mucha ilusión, y que por diferentes motivos no lograba hacer. En mi Blog faltaba esa… ¿Cuál? Pues la de Pedro Duque. Lo intenté de múltiples maneras y nada de nada…

 

Un día conocí a Miguel Reina, cofundador de Zenks World. Tomamos un café juntos y me contó con toda clase de detalles en qué consistía Zenks. Desde el primer momento me cautivó la idea y prometí indagar más en el asunto. Al poco tiempo decidí participar en el proyecto. Me asignaron un planner (Luis Fernández) y tuve la primera sesión con él. Entre los muchos y variados temas que tocamos había uno muy especial referido a los deseos. ¿Tienes algún deseo no cumplido? La verdad, le respondí, es que a fecha de hoy tengo cumplidos todos mis deseos, pero por sacar alguno me gustaría poder entrevistar a alguien que me llama poderosamente la atención y al que no he sido capaz de encontrar. Ese alguien se llama Pedro Duque, ingeniero aeronáutico y astronauta. La cosa quedó así y la sesión con el planner finalizó…

Al día siguiente, Luis me llamó y con voz alegre me dijo: “He conseguido tu entrevista con Pedro Duque. Será el día 7 de Abril a las 17:00″. No me lo podía creer, al fin iba a conocer a un hombre por el que sentía especial admiración.

Llegó el día. Pedro Duque daba una “Lección Magistral” en la Escuela de Ingenieros Aeronáuticos de la Universidad Politécnica de Madrid a alumnos de los últimos años de carrera. Impresionante todo lo que contó y enseñó, los alumnos estaban extasiados, sin parpadear, descubriendo lo que es el mundo en gravitación… Al final de su intervención abrió un coloquio y los presentes se lanzaron a preguntarle infinidad de curiosidades.

Terminada la sesión “oficial”, empezamos nuestra entrevista. Le manifesté mi deseo de centrar nuestra conversación en el aspecto humano, en conocer a Pedro Duque como persona. Como ingeniero ya le descubrí en su conferencia. Ahora me interesaba profundizar más en sus sentimientos, emociones, aspectos de su vida personal… Reconozco que no fue una entrevista fácil. Pedro es un ingeniero y un astronauta que solo tiene puesta su cabeza en el “espacio” y si quieres entrar en otro terreno se te escapa. Aun con todo logré arrancarle algunas repuestas interesantes.

Le advertí que había pedido a mis amigos, a través de Facebook, que me enviaran preguntas y que algunas de las que le iba a hacer venían de ellos. Nos sentamos, micrófono y cámara en acción y el resultado es este:

Espero que te resulte interesante. La vida de una persona como Pedro es muy rica e intentar sacar mucho en ocho minutos es una tarea imposible. No cabe duda que cuando ves a este tipo de personas te das cuenta que la vocación profesional es uno de los mejores alicientes para ser feliz en la vida y poder desarrollar todo tú potencial.