Abengoa ha comunicado de forma oficial ante la CNMW que el miércoles 25 de noviembre presentó el preconcurso de acreedores ante el Juzgado de lo Mercantil de Sevilla.

 

De este modo, la noticia ya es oficial desde la perspectiva de la CNMW. La notificación llega a la CNMV después de que Abengoa haya perdido en bolsa más del 70% y haya sido excluida del Ibex35.

Desde este momento, la compañía cuenta con tres meses para conseguir un acuerdo de refinanciación. En los tres próximos meses, Abengoa deberá intentar no entrar en concurso de acreedores para tratar de evitar la que sería la mayor quiebra empresarial de la historia de España.

Algunas fuentes estiman que el agujero que dejaría la compañía ronda los 7.000 millones de euros. La propia Abengoa comunicaba a los bonistas su intención de que formalicen un comité que pueda facilitar reuniones. La empresa cuenta con 2.840 millones de euros (repartidos en 7 emisiones de bonos) y 1.679 millones de dólares (repartidos en 4 emisiones de bonos).